Skip to content

Llega en tractor a Sierra de Gata desde Alemania

En tractor a Sierra de Gata desde Alemania

En tractor a Sierra de Gata desde Alemania

El pasado 22 de mayo la ciudad alemana de Neumarkt in der Oberpfalz amaneció con lluvia, típico en esta época en la zona del Alto Palatinado, en el corazón de Baviera. Allí el granjero Hans Silberhorn se subió a su viejo tractor y en lugar de dedicarse a las labores típicas de su profesión y enganchar un remolque decidió encajar una caravana pintada con una bandera gigante de Italia y partir rumbo a España, a la población cacereña de Torre de Don Miguel, en el corazón de la Sierra de Gata.

En Extremadura le esperaba un viejo amigo y compatriota, Jan Frischmuth y muchos vecinos que ya conocía de visitas anteriores, pero por medios convencionales. El 22 de mayo Hans emprendió un largo camino que le llevó a cruzar Alemania, Francia, el norte de España, parte de Portugal y de nuevo a traspasar la frontera por Navasfrías, bajar el Puerto de Perales, hacer una última parada en Villasbuenas de Gata para enfriar el tractor, echarse un cigarrito y entrar triunfal en el pintoresco pueblo de Torre de Don Miguel para ascender hasta la plaza, un precioso espacio en donde fue recibido como un héroe por medio centenar de vecinos, eso sí, el 9 de agosto.

Thank you for watching

Atrás quedaban cerca de 4.800 kilómetros por carreteras secundarias, pueblos y ciudades, a 25 kilómetros por hora como máximo y parando cuando podía. Una manera única de moverse y disfrutar del paisaje, de bosques, campiñas, montañas y ríos que iban cambiando a medida que ascendían los números del cuentakilómetros. A veces se quedaba a disfrutar de la ciudad, nunca más de tres días, para retomar fuerzas y reemprender su peregrinaje por el mundo rural, ese alejado de los grandes lugares de ocio y descontrol de los ‘guiris’. En este trayecto además ha tenido que soportar las altas temperaturas peninsulares de las últimas semanas: «Lo peor ha sido este jodido calor», aseguraba sonriente al llegar.
Persistencia

En su paso por tres países no tuvo que pasar desapercibido este teutón de casi 1,90, rastas rubias y aspecto de cantante de heavy metal: «Me he perdido muchas veces, me metía por sitios equivocados, pero después encontraba el camino», bromeaba. Esos despistes, unidos a la dureza del clima no le hicieron abandonar.

Asegura que le impactó y le produjo algo de tristeza lo que vio en algunas zonas del norte de nuestro país, con todo el mundo con mascarilla o dejando el pueblo completamente desierto a su paso. Una imagen chocante para él, que se combina con lo divertido de pasar por otros lugares y ver los saludos de la gente mayor de los pueblos sentados al fresco en sitios recónditos y que tenían que frotarse los ojos al ver a este hombre pasar tirando de la caravana caracol ‘made in Italy’. Fuera de Extremadura le produjo una gran impresión descender el monte Etxarri en Navarra, por el serpenteo y la sensación de vértigo en un paraje cargado de belleza.

No es el primer viaje del estilo que hace este granjero y ganadero bávaro de 51 años. Hans Silberhorn es también capitán de barco. Navegó hace años desde Alemania a Finlandia. En otra ocasión recorrió el río Danubio en canoa hasta el Mar Negro, después repitió el viaje en bicicleta. Su aventura más larga duró dos años, cuando recorrió en un Land Rover África, América, Japón y Rusia, entre otras áreas. Su penúltimo viaje fue el año pasado, cuando se fue desde el norte de Italia hasta Sicilia en este mismo tractor.

La elección de Torre de Don Miguel es por su amigo y porque adora España: «No me gusta venir a zonas de costa, a un resort lleno de ingleses y alemanes. A mí me gusta la España auténtica y el campo», aseguraba en su llegada. En el momento del arribo recibió un caluroso recibimiento, obviamente acompañado de una buena jarra de cerveza fría. El largo viaje no le quitó ni un ápice de energía para estar con sus amigos: «Ha sido un recibimiento increíble, la gente ha sido muy cariñosa conmigo, son gente estupenda, ha sido divertido y ahora espero divertirme». ‘Hansy’, como amistosamente le conocen en el pueblo, adora otras partes de Extremadura, no sólo la Sierra de Gata: «Me encantan muchos lugares, Cáceres es precioso y también Trujillo, no sabría cuál elegir, me gustan todos».

Ganas de venir

Estos días se quedará con su amigo Jan, que está encantado de que Hansy haya completado esta odisea sólo para venir a verle a él y a su familia hispano-alemana: «Es un gran amigo, nos conocemos desde hace muchos años. He estado hablando con él por teléfono mucho durante el viaje y tenía muchas ganas de venir».

En tractor a Sierra de Gata desde Alemania

Obviamente ni él ni su vehículo pasarán desapercibidos este verano en Torre de Don Miguel, en donde es muy querido: «Es un tipo estupendo, muy divertido, con el que te lo pasas muy bien», afirma María Jesús Nuevo, vecina del pueblo y técnico de Turismo de la Mancomunidad de Municipios de Sierra de Gata. «Ha llegado en un día especial, debería haber sido el día de las fiestas que han sido suspendidas por el covid, así que es un honor que nos acompañe», declara Valentina Jiménez, alcaldesa de esta localidad de poco más de 480 habitantes y con quien Hans no dudó en hacerse una foto con la bandera del pueblo.
Ahora toca recuperar fuerzas, asimilar la emoción que sintió el día que llegó por el calor de la gente y disfrutar del lugar antes de pensar en su próximo viaje, porque como dice Paulo Coelho: «El que está acostumbrado a viajar sabe que siempre es necesario partir algún día».

. 

En tractor a Sierra de Gata desde Alemania

➡️En tractor a Sierra de Gata desde Alemania 🥇Noticias20 ✅ Extremadura🖕

Guía del Contenido

Torre de Don Miguel

Se sitúa en un valle cerrado por las sierras de la Almenara y del Salio. La población comenzó a tener cierta importancia a principios del siglo XIII, luego de la conquista definitiva del territorio por Alfonso IX y posterior consolidación por Fernando III. Hacia 1227, el primer comendador conocido de Santibáñez el Alto, Frey Miguel Sánchez, levantó una torre de la que no permanece ningún vestigio, en un paraje de su encomienda rodeándola de huertas y de espléndido jardines.

[amazon box=»B07Y1D52LV,B06XWYX439,B07N4S2SP3,B01N4RM2LQ,B07QMYX86G,B07Q1YLRBS,B07NWTJ4MP,B075RBQ151,B075R9R82B,B07NDD7W23,B0868Y5Q63,B07LC1G47R,B07PDZLZ9V,B07BHDC9V6,B0886WSC9J,» template=»vertical» grid=»3″]

Kit Digital

Texto alternativo