Saltar al contenido

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

Porque La Sierra de Gata y su vecina Las Hurdes dos rincones contiguos que se enclavan en el noroeste de Extremadura, poseen un encanto que cautiva a ese viajero que va con ojos de descubridor y la mente limpia de estereotipos.

💚🤍🖤NorteExtremadura/blog

Ambas comarcas tienen esa hermosura que conforta al que llega sabedor de que pisa un territorio con una infraestructura

turística modesta, sí, propia de un territorio alejado del turismo de masas, aunque auténtica y sin artificios.

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

La otra Extremadura Las Sierra de Gata y Hurdes

Destacadas aldeas, que  alquerías

porque allí no hay grandes ciudades, es cierto, ni autovías, ni catedrales, ni castillos y apenas abundan los palacios o las casas señoriales; tampoco grandes cadenas hoteleras, ni ‘resorts’, y menos aún playas. En cambio, ese territorio de la provincia de Cáceres ofrecen destacadas aldeas, que llaman alquerías, de curiosa arquitectura;

estrechos valles horadados por riachuelos, gargantas y preciosos meandros, buenas carreteras secundarias, una frondosa

vegetación, paisajes más puros y entornos poco degradados que están cuajados de rutas senderistas.

Las situación de aislamiento geográfico en la que estuvo -y, en cierto modo, sigue estando- la comarca extremeña sirvió de

recurso a Miguel Delibes para recriminar al que habla de algo sin conocerlo, como hizo en un pasaje de su obra ‘El disputado

voto del señor Cayo’, cuando pone en boca de Rafa y Dani, dos de los protagonistas de la novela, esta breve charla:

Joder, si eso es como Las Hurdes.
-¿Has estado alguna vez?
No, joder. Ni tú ni nadie.
- Por eso digo que es Las Hurdes. O sea, con Las Hurdes pasa como con 'El Capital', que todo el mundo habla de ellos, pero nadie los conoce.
Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas
Verano norte de extremadura-Comarca de Las Hurdes

Sirvan, pues, estos apuntes del turisteo para animar a conocer Las Hurdes como también a su vecina comarca de la sierra de Gata. Por lo menos, como respondió Dani, para en algún momento tener esa voluntad: «Habrá que intentarlo». Desde aquí apuntamos algunas pautas para esa escapada. De verdad, merecen la pena

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

Las Hurdes y la Sierra de Gata- Extremadura en vídeo

Lo primero que vamos a conocer son sus pueblos, todos ellos llenos del encanto del mundo rural y en los cuales vamos a encontrar una amplísima oferta de alojamientos rurales.

Voy a enseñaros dos de los pueblos que más me han gustado. Por un lado tenemos El Gasco, un pequeño municipio que aún preserva la arquitectura rural de las Hurdes con casas bajas hechas a base de piedras lisas y planas llamadas lajas.

El segundo municipio que quiero presentaros es Robledillo de la Gata, un idílico pueblo de 80 habitantes situado en el corazón de Sierra que dispone de 150 plazas de alojamiento rural. Las Hurdes y Sierra de Gata son dos parajes naturales de gran belleza.

En las Hurdes encontramos un terreno agreste convertido en un gran tapiz cromático gracias a los colores que aportan los brezos y las jaras.

Y del terreno escarpado de las Hurdes nos vamos a frondosidad de Sierra de Gata, donde se puede pasear por algunos de los mejores bosques de encinas y alcornoques de España.

Pero lo que más me llamó la atención de esta comarca fue la continua presencia del agua. Sierra de gata y Las Hurdes dispone de innumerables acuíferos y saltos de agua como el Chorro de la Meancera con 100 metros de caída o el impresionante Meandro del Melero.

También nos vamos a adentrar en el mundo de la apicultura, porque esta comarca del norte de Extremadura es líder en la producción de miel y aprovechando que estamos en el municipio de Las Mestas, nos vamos a meter en una colmena.

Seguramente ya estés planificando tu viaje por Sierra de Gata y Las Hurdes, pero si aún tienes dudas, he dejado para el final lo más espectacular de esta comarca, porque no quedan muchos lugares donde poder avistar la belleza de los buitres leonados en un paraje como la sierra norte de Extremadura.

Junto a la raya con Portugal

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

De los rincones visitados por la sierra de Gata, territorio pegado a la raya con Portugal y en el límite con la provincia de

Salamanca, destaco los cascos urbanos de Hoyos, Gata y San Martín de Trevejo y, como pueblo, Robledillo de Gata.

Los cuatro, desde mi punto de vista,

resumen y compendian lo más destacado de aquella comarca histórica y arquitectónicamente hablando.

Callejear por Hoyos y contemplar las típicas casas populares, así como las casas nobles y palacios que abundan por sus

callejuelas es retornar al lugar medieval que los potentados y obispos de Coria y Cáceres tomaban como residencia veraniega; su casco histórico,

que se aprieta entorno a la iglesia del Buen Varón, a la que rodean tres plazas, es destacable.

También pequeño y coqueto es Gata, la población que da nombre a la sierra que se asoma a su espalda.

Callejuelas de Sierra de Gata

El pueblo atesora mucha historia detrás (posada en la ruta romana entre Coria y Ciudad Rodrigo, apetecida por conquistadores y reconquistadores, favorecida por su apoyo al emperador en la guerra de las Comunidades…) y luce un centro señorial y monumental.

Merece la pena pasear sus callejuelas estrechas por el encanto que desprenden y, en algunos casos, por las rampas sobre las

que se asientan, que todo hay que decirlo. Del sofoco nos reconforta un trago de agua bien fresquita en el Chorro de Gata,

la fuente situada detrás del ayuntamiento sobre la que luce el escudo imperial de Carlos I.

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

Otro encantador pueblo es San Martín de Trevejo. Su casco antiguo, salpicado de casas blasonadas, tiene categoría de conjunto histórico y es curioso su conservado entramado urbano con calles empedradas y minúsculos regatos o regateras en el centro por el que se canaliza el agua.

En la mayoría de esas casas la planta baja, donde se guardaban las tinajas de aceite o de vino (ojo, el pueblo inicialmente se denominaba San Martín de los Vinos) y que en su día también servía como pajar o donde se mantenía al ganado, ahora se destina a bodega (boiga o pichorra, como les dicen allí).

Si ve una de ellas abierta y abusa de la amabilidad del dueño, puede que hasta le deje probar el vino de pitarra que elaboran allí mismo.

La fachada del primer piso, soportada por vigas de madera, sobresale hacia el

exterior cerrando y haciendo más estrecha la calle, a la que los escalones y poyos de acceso a las viviendas dan un toque bien típico.

En ese recorrido por San Martín -recién incorporado a la red de pueblos más bonitos de España– es obligado pasar por su plaza mayor, porticada en dos de sus

laterales, ver enfrente del Ayuntamiento la Casa del Comendador, asomarse a la fuente con su pilón situada en el centro y pasar junto a la torre- campanario,

Si San Martín se lleva los honores debido a su importancia histórica, en cuestiones estéticas y arquitectónicas Robledillo de Gata es, para mi gusto, el pueblo más bonito de la sierra.

El más genuino -si puede emplearse este término a estas alturas- en términos turísticos.

Escondido como está en una esquina de la sierra de Gata y al que cuesta llegar por

una serpenteante carretera, puede que ese ‘hallarse a desmano

Perales del Puerto y el valor de la tradición frente a la despoblación

Los vecinos de Perales del Puerta recuerdan con cariño los buenos tiempos de su pueblo, siempre ha sido tierra de mineros y ganaderos, llegando a tener hasta 2.000 habitantes a mediados del siglo XX. Ahora lucha contra la despoblación que se extiende por los pueblos de Extremadura.

Sierra de Gata ¡Volveremos a Viajar!

Sierra de Gata, al norte de Cáceres y lindando con Portugal es un paraje único para viajar y pasar un fin de semana inolvidable.

Nuestra ruta comenzó en el pueblo de Trevejo dónde pernoctamos y al amanecer nos enamoramos de sus calles y su castillo.

Comenzamos el sábado con una Ruta Senderista que nos llevó hasta uno de los pueblos más bonitos de España : San Martín de Trevejo, pasando por Villamiel. Una ruta que cruza por una antigua calzada romana ¡Muy recomendada! Seguimos nuestros viaje hasta Acebo y fuimos en busca de una de las cascadas más imponentes de Extremadura :

La Cervigona, lo nuestro fue un fracaso, ya que la niebla y una mala elección de la ruta hizo que sólo pudiésemos verla a vista de dron. Hay una Ruta Verde que sin duda será la que tomaremos la próxima vez.

Seguimos nuestro viaje hasta Gata, y descubrimos porqué la Sierra le debe su nombre… De paso también nos encontramos con el Puente de la Huerta, que cruza por el rio San Blas. Sin duda,

una experiencia inolvidable.

Robledillo de Gata

juegue a su favor para mantenerse más auténtico aunque el hecho de encontrarse un tanto apartado (a Robledillo hay que ir, no está de paso) juega en contra del mismo pueblo fuera de épocas concretas vacacionales.

En cualquier caso, merece la pena el desvío.

Desde el aparcamiento exterior -no muy amplio, pero necesario para librar al pueblo de vehículos- una calle (de nombre Puente) y su prolongación (Rúa)

ejerce como eje vertebrador de Robledillo. A la izquierda, la parte baja del pueblo, donde uno no tarda en descubrir un entramado de pasadizos, callejuelas y rincones, una enrevesada y sorprendente

trama de corredores y pasarelas por las que merece la pena perderse y disfrutar tanto de la tradicional arquitectura de las

casas como de los pequeños saltos de agua que ejecuta el arroyuelo. Deambulando por ese encanto especial

Casco hurbano

De los rincones visitados por la sierra de Gata, territorio pegado a la raya con Portugal y en el límite con la provincia de

Salamanca, destaco los cascos urbanos de Hoyos, Gata y San Martín de Trevejo y, como pueblo, Robledillo de Gata. Los cuatro, desde mi punto de vista, resumen y compendian lo más destacado de aquella comarca histórica y arquitectónicamente hablando.

Las dos esquinas Hurdanas

A medida que uno transita por las tranquilas carreteras y se adentra en uno u otro valle en busca del destino se da cuenta

de que aquel territorio nada tiene que ver, ni en lo físico ni en lo geográfico,

con esa otra Extremadura más conocida de dehesas, latifundios y planicies. En esta otra cultivan en pequeñas parcelas vides y olivos que dan un curioso vino de pitarra y un exquisito aceite elaborado con aceituna autóctona. Trabajan buenas huertas. Tienen un rico queso de cabra y buena miel

Abundan grandes masa de robles

Sorprenden aquellos territorios en los que abundan grandes masas de robles, de castaños, de pinos y encinas y, vayas donde vayas, mucho agua.

Porque en Las Hurdes y en la sierra de Gata, hacia donde iremos luego, la precipitación media anual es similar a la de Cantabria, de modo que proliferan los saltos de agua -que allí dicen chorros- y los arroyos.

Y raro es el pueblo que carece de una piscina natural, un recurso que, si se visita

la zona en época de calores, asegura un chapuzón gratis en lugares curiosos y muy agradecidos.

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

Precisamente junto a la piscina natural del pueblo de Riomalo de Abajo arranca la

pista que nos conduce hasta una de las esquinas con más encanto de las Hurdes. El polvoriento camino (que puede hacerse

Mirador de La Antigua

en vehículo si está bien dotado de amortiguadores) nos lleva al cabo de dos kilómetros y medio hasta el mirador de La Antigua,

situado sobre la cola del embalse Gabriel y Galán y que mira hacia uno de los rincones más fotografiados de la península: el meandro de El Melero.

La contemplación merece la pena el sofoco. Una vez allí que cada cual ponga los adjetivos que se le ocurran mientras se deleita con la panorámica.

Acceso a Sierra de Gata y Hurdes

Vía de la Plata (A-66):Las Hurdes y la sierra de Gata no pillan de paso. Tampoco se llega con un corto desvío desde cualquier vía principal que tomemos. Para alcanzar el norte extremeño hay que proponérselo, hay que hacer intención de este viaje.

Por carretera, una posible opción es viajar por la Vía de la Plata (A-66) hasta Plasencia y continuar por la autovía autonómica EX-A1 hasta que acaba como tal autovía poco

después de dejar a un lado Coria y desde allí poner rumbo hacia el norte para recorrer la sierra de Gata (por la EX-109), y Las Hurdes (EX-204 y EX-205) hasta salir por las Batuecas y La Alberca hacia Salamanca.

Otra posibilidad es viajar por la autovía A-62 hasta Ciudad Rodrigo y desde allí descender hacia la sierra de Gata.

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

Las piscinas naturales de las Hurdes

Precisamente junto a la piscina natural del pueblo de Riomalo de Abajo arranca la pista que nos conduce hasta una de las esquinas con más encanto de las Hurdes.

El polvoriento camino (que puede hacerse en vehículo si está bien dotado de amortiguadores) nos lleva al cabo de dos

kilómetros y medio hasta el mirador de La Antigua, situado sobre la cola del embalse Gabriel y Galán y que mira hacia uno de los rincones más fotografiados de la península:.

La contemplación merece la pena el sofoco. Una vez allí que cada cual ponga los adjetivos que se le ocurran mientras se deleita con la panorámica.

 El meandro de El Melero

Después de ‘quemar’ el disparador de la cámara y para quitarnos el polvo del camino (si lo pretende realizar en verano o

en días de calor, hágalo mejor antes de media mañana o a la caída de la tarde) al regreso cabe hacer un alto en la piscina natural que antes habíamos dejado atrás o bien acercarnos hasta el Charco de la Olla

, a siete kilómetros de allí. Esta última se trata de una curiosa piscina natural por sus características, emplazamiento y vegetación que la rodea; según los lugareños, es una de las más destacadas de la zona. Se encuentra en Las Mestas,

pueblo (el del famoso ‘ciripolen’) del que parte la carretera hacia La Alberca y

atraviesa Las Batuecas, a pocos kilómetros de allí y ya en la provincia de Salamanca.

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

Centro de Interpretación de Las Hurdes

Tres son los atractivos de este recodo hurdano: uno, ya queda dicho, el trayecto hasta llegar a él; otro, la propia alquería, pequeñita, con cuatro callejas en las que aún se pueden observar algunas casas típicas con trazas arquitectónicas de la comarca. Y un tercero, para los más inquietos, sobre todo, pues cabe la posibilidad de acercarse hasta el Chorro de la Meancera, un imprescindible paseo.

El Chorro de la Meancera,

Este tercer objetivo es una caída de agua de unos cien metros en varios escalones (obviamente, en pleno julio y agosto lo que cae es un hilo de agua).

Se alcanza al cabo de un pequeño recorrido de media hora, una ruta de kilómetro y medio muy cuidada y apta para casi todas las edades.

Una de las maravillas es que la cascada sólo llega a verse en todo su esplendor cuando uno ya se encuentra prácticamente al pie de ella pues las paredes que rodean ese estrecho camino ocultan esta joya natural.

Sin duda, esa contemplación es otro de los motivos que compensa el desvío hasta El Gasco.

Las Sierra de Gata y Hurdes las comarcas más bellas

Verano norte de extremadura-Comarca de Las Hurdes

Sierra de Gata, la bella comarca extremeña desconocida aún por muchas personas

Este recorrido por Eljas, Robledillo de Gata, San Martín de Trevejo y Descargamaría te descubrirá una auténtica joya natural y patrimonial

Además te puede interesar

Castuo Noticias Revista de noticias, ocio y entretenimiento regional

Última actualización el 2021-04-02 at 21:07 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

This product was presentation was made with AAWP plugin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: ecosimex.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a hostinger que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Vale
Privacidad